Incapacidad y tutela

¿Cómo se incapacita a un familiar? ¿Cuál es el proceso y cuáles son los pasos para incapacitar a una persona? ¿Qué coste tiene incapacitar a una persona?

¿Cómo se nombra un tutor? ¿Quién puede ser tutor de un incapaz? ¿Se puede elegir tutor? ¿Cuáles son las obligaciones del tutor y las funciones del tutor?

Con el siguiente artículo pretendemos, en Bujarrabal Asesores, responder con un lenguaje sencillo a estas preguntas y en general ayudarle a comprender el concepto de la incapacitación y la figura del tutor. En cualquier caso, por favor no dude en ponerse en contacto con nosotros en el 941545154 y le haremos las gestiones. En Bujarrabal Asesores le guiaremos en todo el proceso de incapacitación de un familiar y nombramiento de tutor.

 

La incapacitación judicial y la tutela:

Con el alargamiento de la esperanza de vida y el incremento de personas mayores que esto ha supuesto, hoy en día es muy habitual tener algún familiar que ya no puede valerse por si mismo ni gestionar su persona o sus bienes.

El papel de guarda y custodia (la patria potestad) que los padres hacen con sus hijos menores está empezando a ser muy habitual con personas mayores a los que se incapacita y se les nombra un tutor. Nos encontramos por tanto cada vez con más personas mayores que necesitan ser incapacitados y con personas que son tutores de familiares que han sido incapacitados.

Sólo un juez puede incapacitar a una persona. Esto significa que para incapacitar a una persona habrá que ir al juzgado y presentar una demanda solicitando la incapacitación del presunto incapaz. Habitualmente esta demanda la realizará un familiar (esposo/a, hijos, u otros) aunque en determinados supuestos, menos habituales, el proceso lo puede comenzar el ministerio fiscal u otras personas, no siendo familiares.

 

La demanda debe presentarse en el juzgado que corresponda al domicilio del presunto incapaz.

Presentada la demanda, el juez escuchará al presunto incapaz, a sus familiares, tomará en cuenta los informes médicos, solicitará un perito/médico que elabore un informe y practicará cuantas pruebas entienda necesarias, todo ello previamente a la declaración de incapacidad de la persona. El juez, tras declarar incapaz a la persona, nombrará un tutor.

 

El tutor: La tutela:

La tutela, es una institución de guarda y protección legal que existe en nuestro ordenamiento. Cumple la función de amparar la persona y bienes de de los incapacitados.

La tutela se constituye bien sobre menores que no se encuentran bajo la patria potestad de sus padres (por ejemplo por haber fallecido) o bien sobre incapacitados (por ejemplo un familiar mayor con alzheimer). Lo que se busca es proteger a las personas que, por una enfermedad o deficiencia física o psíquica tienen impedida o han perdido su capacidad de autogobierno y requieren de un tutor que, dicho coloquialmente, “gestione su vida” en el sentido más amplio (salud, economía, patrimonio, etc…)

La persona que es nombrada tutor tiene la obligación de cuidar al incapaz además de administrar sus bienes y representarle en todos sus actos.

Por tanto el tutor va a actuar en nombre y representación del incapaz sometido a régimen de tutela. En la práctica esto supone que será la persona que administre sus cuentas de bancos, compre o venda sus propiedades y en general administre todos sus bienes firmando contratos, compraventas, manejando su dinero en bancos etc… sin que para ello requiera el consentimiento ni la presencia del incapacitado (con las limitaciones que más adelante comentamos) ya que por lógica, al ser su tutelado un incapaz no puede realizar esta administración de sus bienes, y por tanto recae sobre el tutor toda la administración de su persona y sus bienes. Por lógica consecuencia, este poder que tiene el tutor va a generar también una serie de obligaciones que más adelante explicamos y será el tutor responsable de la correcta administración, teniendo entre otras cosas que rendir cuentas cada año ante el juzgado presentando un breve informe de cuentas.

Aunque los tutores actúan en nombre y representación del sometido al régimen de tutela, para realizar ciertos actos necesitan la autorización del juez, como por ejemplo para:

  • Solicitar el internamiento del tutelado en un instituto de salud mental o de educación especial.
  • Gravar o enajenar (transmitir, vender) sus bienes o empresas, objetos preciosos (joyas), y valores mobiliarios.
  • Renunciar a derechos, aceptar acuerdos o someter a arbitraje cuestiones que afecten a los intereses del tutelado.
  • Intervenir en la partición de herencia o división de la cosa común.
  • Realizar gastos extraordinarios en los bienes del tutelado.
  • Interponer demandas salvo en los casos urgentes o de poco interés económico.
  • Solicitar préstamos.

Para estos actos habrá por tanto que acudir al juzgado que haya declarado la incapacidad y haya designado al tutor y “pedir permiso” al Juez.

La elección del tutor la realiza en juez entre su cónyuge, los padres, las personas que hayan sido designadas por los padres en sus testamentos si éstos han fallecido, los descendientes, ascendientes o hermanos, o terceros, nombrando tutor a la persona que considera más capacitada, a su juicio, para el ejercicio del cargo. Lo más habitual es que junto con la demanda solicitando la incapacitación del familiar, se solicite al juez el nombramiento de un tutor en concreto. Salvo excepciones justificadas, podemos afirmar que el juez suele casi siempre nombrar tutor al familiar que se ha designado (solicitado) en el mismo escrito de demanda de incapacitación y solicitud de nombramiento de tutor.

Sin embargo, no podrán ser tutores:

  • Quienes hayan sido privados o suspendidos por resolución judicial del ejercicio de la patria potestad (total o parcialmente) o de los derechos de guardia y educación.
  • Los destituidos de un cargo tutelar anterior.
  • Los que estén cumpliendo una pena privativa de libertad.
  • Los condenados por cualquier delito que haga suponer que no van a desempeñar correctamente la tutela.
  • Los que no pueden materialmente desempeñar el cargo (por ejemplo, por cuestiones laborales o problemas económicos)
  • Las personas que tengan una enemistad manifiesta con el tutelado.
  • Las personas que tengan conflictos de intereses con el menor o incapaz.
  • Los quebrados y concursados no rehabilitados.
  • Las personas excluidas por los padres en sus disposiciones testamentarias.

 

La incapacitación y la tutela: Preguntas y respuestas rápidas:

 

INCAPACITACIÓN

¿Cómo puede ser declarada una persona incapaz?

Únicamente se puede declarar a una persona incapaz mediante sentencia judicial y en virtud de las causas establecidas en la ley.

 

¿Cuáles son las causas establecidas en la ley?

Son causas de incapacitación las enfermedades o deficiencias persistentes de carácter físico o psíquico que impidan a la persona gobernarse por sí misma.

 

¿Pueden ser las personas menores de edad incapacitadas?

Sí. Las personas menores pueden ser incapacitadas cuando concurra en ellas alguna de las causas anteriores y se prevea que la causa subsistirá después de cumplir los 18 años.

 

¿A quién corresponde promover la declaración de incapacitación?

Corresponde al cónyuge o a las/los descendientes y en defecto de éstos a los/las ascendientes o hermanos/as del presunto/a incapaz.

 

¿Y si estas personas no existen o no la solicitan?

En ese caso debe promover la declaración de incapacitación la/el fiscal o cualquier persona que tenga conocimiento de los hechos determinantes de la incapacitación poniéndolo en conocimiento del fiscal.

 

¿Quién puede solicitar la incapacitación de un menor o de una menor?

La incapacitación de una persona menor sólo puede ser solicitada por quienes ejercen la patria potestad o la tutela.

 

¿Cómo se realiza la incapacitación?

La incapacitación se desarrolla a través de un procedimiento judicial en el que interviene siempre el Ministerio Fiscal, bien para promover el expediente o como defensor.

En cualquier caso, la persona presunta incapaz puede comparecer en el proceso con su propio abogado/a y procurador/a.

La jueza o el juez oirá a las personas de la familia más próximas de la presunta persona incapaz, la examinará, oirá el dictamen de un o una facultativa y practicará cuantas pruebas estime pertinente.

 

¿Cómo concluye el procedimiento?

El procedimiento concluye por sentencia que determinará la extensión y límites de la incapacitación, así como el régimen de tutela o guarda a que haya de quedar sometida la persona incapacitada.

Si sobrevienen nuevas circunstancias puede modificarse la sentencia recaída en el procedimiento de incapacitación e instar judicialmente una nueva declaración que tenga por objeto dejar sin efecto o modificar el alcance de la incapacitación ya establecida.

 

¿Cómo podemos enterarnos de que una persona ha sido incapacitada judicialmente?

Acudiendo al Registro Civil puesto que las resoluciones judiciales sobre incapacitación se anotan o inscriben en dicho registro.

 

TUTELA

 

¿Quién ejerce la guarda y protección de una persona menor de edad o incapacitada?

El tutor o la tutora.

 

¿Qué personas son preferibles para ser tutores o tutoras?

— El cónyuge que conviva con la persona tutelada.

— El padre y la madre.

— Las personas designadas por el padre y la madre en su testamento.

— El o la descendiente, ascendiente o hermano/a que designe la jueza o el juez (hermanos/hermanas de la persona menor o incapaz, abuelos/as o tíos/as).

La jueza o el juez puede alterar el orden anterior, siempre que sea en beneficio de la persona tutelada.

 

¿Quiénes pueden ser tutelados o tuteladas?

— Las personas menores no emancipadas que no estén bajo la patria potestad, por ejemplo, los huérfanos y huérfanas.

— Las personas incapacitadas cuando así lo establezca la sentencia, por ejemplo, personas enfermas mentales.

— Las personas sujetas a patria potestad prorrogada y las personas menores en situación de desamparo, es decir, las menores y los menores que, pese a tener padre y madre, éstos no se ocupan de ellos y pasan a ser tutelados por las administraciones públicas.

 

¿Quién nombra a los tutores o tutoras?

Las nombra la jueza o el juez, que es también el encargado de controlar el correcto ejercicio del cargo.

 

¿Deben inscribirse las resoluciones judiciales en las que se establezca una tutoría?

Sí, la jueza o el juez que las establezca debe comunicarlo al Registro Civil correspondiente para que así tenga eficacia frente a terceras personas.

 

¿Quiénes tienen obligación de promover la constitución de la tutela?

— Las personas de la familia que la pueden ejercer.

— La persona a cuyo cuidado esté la persona menor o incapacitada.

— El Ministerio Fiscal.

— La jueza o el juez.

 

¿Puede poner cualquier persona en conocimiento del Ministerio Fiscal una posible situación de desamparo de una persona menor o de una persona incapaz?

Sí, cualquier persona que sepa de algún caso debe informar bien al Ministerio Fiscal o al juez/a.

 

¿Existe algún tipo de prohibición para quien ejerza algún cargo tutelar?

Sí, una persona que ejerce este tipo de cargo no puede recibir donaciones ni legados del tutelado o tutelada o de sus causa habientes hasta que no se haya aprobado definitivamente su gestión, tampoco puede representar a la persona tutelada cuando en el mismo acto intervenga en nombre propio o de un tercero y exista conflicto de intereses, y tampoco puede comprarle o venderle bienes.

 

¿En caso de fallecimiento del padre y de la madre de una persona menor, pueden señalar la persona a la que quieren como tutora de sus hijos e hijas?

Sí, siempre que lo hayan hecho en documento notarial o testamento. También pueden señalar a las personas que no quieren como tutoras de sus hijos e hijas.

 

¿La tutela se debe ejercer por una sola persona?

Sí, con las excepciones que marca la ley.

 

¿Existe alguna causa por la que una persona no pueda ser tutora?

Sí, no se podrá ejercer el cargo cuando la persona asignada esté dentro de alguno de estos supuestos:

— Que vaya en contra del interés público o en contra de los derechos de un tercero.

— Personas que estuvieran privadas o suspendidas del ejercicio de la patria potestad total o parcialmente por resolución judicial.

— Las personas que hayan sido removidas legalmente de otro cargo de ese tipo.

- Las condenadas a pena privativa de libertad durante el tiempo de la condena.

— Las que hayan sido condenadas por cualquier tipo de delito que haga suponer que no van a ejercer el cargo correctamente.

— Las personas en quienes concurra una imposibilidad absoluta de hecho.

— Personas que tuvieran enemistad manifiesta con la persona incapacitada o menor.

— Las personas de mala conducta o que no tuvieran modo de vida conocido.

— Las que tengan conflictos de intereses con la persona menor o incapacitada, o que le deban cantidades elevadas de dinero.

— Personas en quiebra o concursadas salvo que sólo vayan a ejercer el cargo sobre la persona y no sobre sus bienes.

— Tampoco las personas excluidas expresamente por el padre o la madre en sus testamentos o por documento notarial, salvo que la jueza o el juez estime lo contrario en interés de la persona menor o incapacitada.

 

Si una persona dona o lega bienes a favor de una persona menor o incapacitada, ¿puede establecer la forma de administración de estos bienes y la persona que debe ejercerla?

Sí, puede señalar el modo de administración y al administrador o administradora.

 

¿Existe algún control sobre el tutor o tutora y la marcha de la tutela?

Sí, el Ministerio Fiscal velará por la marcha de la tutela y la jueza o el juez en la sentencia puede señalar el modo de control.

 

A la hora de nombrar un tutor o tutora para una persona menor o incapaz, ¿se debe consultar a la familia o a la persona?

Sí, antes de constituir la tutela, la jueza o el juez debe oír a las personas parientes más próximos, a las personas cercanas que estime conveniente y siempre al tutelado o tutelada que tenga suficiente juicio o si es mayor de 12 años.

 

Si son varias las hermanas y hermanos a los que hay que tutelar, ¿se nombra un tutor o tutora para cada uno de ellos/as?

No, la jueza o el juez debe procurar que si son varios hermanos y hermanas, el tutor o la tutora sea la misma persona.

 

¿Puede ser tutora una persona jurídica, es decir, una asociación, fundación u ONG?

Sí, siempre que no tengan una finalidad lucrativa y que entre sus fines figure la protección de personas menores o incapacitadas.

 

Si me designan como tutor o tutora, ¿debo serlo obligatoriamente?

No, existen una serie de excusas para no aceptar el cargo de tutora o tutor, cuando por motivos de salud, edad, ocupaciones personales, falta de vínculos de cualquier clase entre la persona designada y la persona menor o incapaz, le resulte excesivamente gravoso el ejercicio de esa función.

 

¿Se puede cambiar o cesar a una persona del cargo de tutora, una vez nombrada y habiendo estado ejercitando su cargo?

Sí, si un tutor o tutora incurre en causa legal de inhabilidad, si se conduce mal en el desempeño del cargo.

 

¿Cuáles son las obligaciones del tutor o tutora?

— Velar por la persona tutelada.

— Procurarle alimentos.

— Educarla y darle la mejor formación.

— Promover la recuperación de la capacidad del tutelado o de la tutelada y su mejor inserción en la sociedad.

— Anualmente al juez/a informarle sobre la situación de la persona menor o incapacitada y la administración de sus bienes.

 

¿El tutor o tutora puede disponer y hacer lo que quiera con la persona tutelada o con sus bienes?

No, el tutor o tutora necesitará autorización judicial siempre que:

— Se tenga que internar a la persona tutelada en un establecimiento de salud mental o de educación o formación especial.

— Para vender o gravar (hipotecar, constituir servidumbres, etc.) bienes inmuebles, negocios o empresas, objetos preciosos (cuadros valiosos, joyas, obras de arte, etc.) y valores mobiliarios del tutelado o de la tutelada o celebrar actos o contratos que se deban inscribir en el Registro. Se exceptúa la venta del derecho de suscripción preferente de acciones.

— Para renunciar a derechos, transigir o someter a arbitraje cuestiones que interesen a la persona tutelada.

— Para hacer la partición de la herencia o la división de cosa común. En este caso, una vez hechas, deben ser aprobadas por la jueza o el juez.

— Para aceptar sin beneficio de inventario una herencia o para rechazarla o rechazar donaciones.

— Para gastos extraordinarios en los bienes.

— Para presentar demanda en nombre de las personas tuteladas excepto si es urgente o de poca cantidad de dinero.

— Para arrendar bienes con prórroga forzosa.

— Para dar o tomar dinero a préstamo.

— Para disponer a título gratuito de bienes o derechos de la persona tutelada.

— Para ceder a terceros créditos que el tutelado/a tenga contra él o ella, o a comprar créditos de terceros contra la persona tutelada.

Para autorizar alguno de los casos anteriores, la jueza o el juez debe oír al Ministerio Fiscal y al tutelado/a si fuese mayor de 12 años.

 

¿Se puede percibir un sueldo o paga por ejercer el cargo de tutor o de tutora?

Sí, siempre que el patrimonio de la persona tutelada lo permita.

 

¿Cuándo se acaba o extingue una tutela?

— Cuando la persona menor cumple los 18 años, a menos que anteriormente no haya sido incapacitada judicialmente.

— Por la adopción del tutelado/a menor de edad.

— Por el fallecimiento de la persona tutelada.

— Por concesión al menor o a la menor del beneficio de mayor edad.

— También cuando la tutela está causada por la privación de la patria potestad al padre y a la madre y la recuperan.

— Por dictarse resolución judicial en la que se pone fin a la incapacitación.

 

Al extinguirse la tutela, ¿tiene obligación el tutor o tutora de rendir cuentas de su actuación?

Sí, al extinguirse la tutela el tutor o tutora debe rendir cuentas de la administración realizada ante la jueza o el juez en el plazo de tres meses.

Comments
  1. JOSE | Responder
    • Bujarrabal | Responder
  2. jose | Responder
  3. Anónima | Responder
    • Bujarrabal | Responder
  4. Elvira | Responder
    • Bujarrabal | Responder
  5. Anonimo | Responder
    • Bujarrabal | Responder
  6. Paz | Responder
    • Bujarrabal | Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>