Desde que fue aprobada la Ley orgánica de protección de datos, allá por diciembre de 1999, y más especialmente desde la entrada en vigor del Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, que desarrolla